La penetración en el parque de la leche


Si, es cierto, el porciento de penetración en Cuba a sido muy alto en el último año, comprobado con mis propios ojos, pero matemáticamente hablando es obvio que cuando vas de casi cero penetración a un puñado de miles, pues el porciento de aumento se dispara, pero en la practica sigue siendo insuficiente, y la mayoría de los cubanos se quedan insatisfechos.

Te obligan a hacerlo lento y cuando estás a punto de terminar de descargar se acaba el tiempo y se te cae. Además que se hace en lugares públicos sin ninguna privacidad y tienes que oir al otro de tu lado haciendo lo suyo y algunos hasta gritan sin pena, porque piensan que gritando llega más lejos.

En otros países cuando lo haces en lugares públicos o negocios es gratis, mientras en la casa por menos de $50 dólares te penetra el més entero 24/7 y sin restricciones. Mientras que en Cuba solo está permitido ser penetrado en estos parques a un precio que va desde $1 dolar la hora hasta $3 dependiendo de la vía y "legalidad", muchos cubanos sueñan con poder penetrar en la privacidad de  su habitación.

En Cuba tampoco puedes entrar a cualquier sitio y adoptar cualquier "posición" porque te la pueden cortar! Cuando compras tu tarjeta de Internet, toman tus datos personales y cada tarjeta tienen un usuario único que puede quedar registrado en una base de datos que así se sabe quien, donde y cuando cada cual se conectó a la Wi-fi.

Pues hasta tan lejos como barriada periférica de Mantilla, hogar de Leonardo Padura, llega la penetración del Internet Wi-Fi, a un parque que antes era obscuro y olvidado que alguna razón le decían "El parque de la leche", hoy convertido en "El parque de la wifi".


Compartir en:

Ding

Ding* - Recarga saldo fácilmente

Desde el 2011 envío mis recargas con Ding a Cuba y cualquier otro país!